JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

lunes, 9 de julio de 2007

ANGEL 1




A veces yo me sentía uno más de esos pobres tipos encerrados en el salón del viejo palacete. Me asombraba con ellos de esa desesperante e inexplicable sensación que les impedía retornar a sus vidas, volver a sus pequeños mundos burgueses, salir de aquella sellada y asfixiante sala. Sentía la rabia, sentía la vuelta de esos sentimientos primitivos que reaparecen cuando todas las cosas envueltas en simple hipocresía dejan de tener sentido y vuelve a imperar el toque de queda existencial, la criminal Ley de la selva de la vida.

No hay comentarios: