JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

lunes, 9 de julio de 2007

EL ASESINO DEL AMOR




Yo era el asesino del amor, no más que un loco incendiario que quemaba todo lo bello y todo lo hermoso con la excusa de la búsqueda, con la excusa de que nada merecía la pena excepto encontrar una verdad última que le diese, al fin, serenidad a mi atormentada alma y sentido a mi vida.

No hay comentarios: