JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

jueves, 5 de julio de 2007

LA MADRE DE BAMBI HA MUERTO


La madre de Bambi ha muerto, me dijo entre lágrimas.
Y yo comprendí que era idiota, por eso me gustaba.
Lamí su cuerpo desganado por la tristeza
hice cabriolas con mi tonta forma de ser,
me colgué de un seno, derrapé en un muslo depilado.
Y todo fue rubio y nuevo en aquella noche de gatos.
Hice el amor como un bestia y Walt, congelado, se estremeció en su nevera.
Luego creció y dejé de gustarle.
Ella cantaba en un grupo pop y yo era su gruppie.
Vendía chapas amarillas en un tenderete mugriento.
El ciervo murió de cáncer en un prado de Yellostown,
ella se dio a la comida y al sexo. Vomitaba versos de la Joplin en los garitos de la ciudad más fea del mundo.
Finalmente tiró el Kleneex. Se deshizo entre tortas y sartenes.
Yo vivo ahora en Chicago, salgo poco, bebo mucho.
Leo a Boukowski y nunca pregunto nada a una chica.

No hay comentarios: