JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

lunes, 16 de julio de 2007

REALIDAD?


Cuando no eres nada ni nadie, cuando tu vida ha dejado de tener sentido y el espíritu de lucha ha desaparecido de tu alma, adquieres la habilidad de simular ser lo que decidas. Puedes elegir qué conducta adoptar, qué patrones seguir. Es solo cinismo, una mutante forma de desesperación o una extraña forma de iluminación, y es realmente fácil porque ya no eres y todo fluye alocadamente cuando la existencia deja de tener importancia y sentido. La realidad te confunde, solo te confunde. Solo es un concepto, una excusa, un excipiente, un paisaje pintado en una pared. Recobrar la inconsciencia de un niño, su felicidad, es fácil si la vida termina por despojarte de todo. Puede que la felicidad consista en vivir en los arrabales de lo real, en dejar de aferrarse, dejar de desear. Matar conscientemente la ilusión y la esperanza, eliminar las palabras superfluas, casi todas. Dejar de amar, dejar de odiar, incluso dejar de sentir. La felicidad quizás solo pueda existir en ausencia del ego, en la ausencia de las emociones que no hay que intentar dominar, sino, sencillamente extirparlas, eliminarlas, asesinarlas. Que dejen de joder, que dejen de existir.

No hay comentarios: