JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

lunes, 9 de julio de 2007

DE MÚSICOS, BARES Y MUJERES








Era un bar como todos, un poco templo, un poco sucio, un poco todo, un poco nada. Se sentó en una esquina, esa mujer tocó su cuerpo, esa mujer besó su boca. Se deshizo en una luna plateada, ignoró el tiempo, se hizo uno con aquellos labios, se durmió en medio de una noche cálida, resucitó. Luego un ángel tocó su cuello, besó su nuca. Se hizo el silencio.
Solo Chet Baker, ese muerto de cara dulce, acompañó su alma a la búsqueda de aquel espejismo que se hizo puro y concreto. Se deshizo, se disolvió, se hizo uno con todo. El mundo le abrazó, él se abrazó.
La ciudad, entonces, se hizo cálida y hermosa.

1 comentario:

Tierra dijo...

Tanto dolor para quen siga doliendo...
Estremece leerte.
Un abrazo.