JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

domingo, 8 de julio de 2007

YO QUIERO MATAR AL GUIONISTA DE MI VIDA



Mi vida es una novela que no se acaba,
El Conde de Montecristo, la Guerra y Paz.
La Dama de las Camelias, la Biblia en pasta.
Y es que mi vida es tan de mentira
como un buen polvo de Peter Pan.
Mi vida es como la miel de Caperucita,
La casa de chocolate o el Taj Mahal.
Un gran monumento idiota a las cervecitas
Que tomo siempre cuando me pica
La mosca loca de la ansiedad.

Yo quiero matar al guionista de mi vida
O al menos hacerle sufrir un poquito no más.
Que sufra una buena paliza, un secuestro del IRA
Y que no delire a costa de mi soledad.
Sí, sí, sí, sí, yo lo quiero matar.
Sí, sí, sí, sí, yo lo quiero matar
Y que me encuentre una historia decente
su estúpida mente o me deje en paz.

Mi vida es una película de Fellini,
El cuadro con el careto del Dorian Gray,
La cabra que un bruto tira de un campanario,
Una joroba de un dromedario,
La trampa de quien hizo la ley.

No hay comentarios: