JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

lunes, 9 de julio de 2007

HOSPITAL 3



Un par de chicas gordas embutidas en chándales azules parloteaban dejando asomar lágrimas que caían por sus mejillas rosadas y gruesas. A veces se abrazaban, soltaban pequeños gemidos, a veces gritos cortos que me sobresaltaban y que hacían que las enfermeras se acercasen pidiendo un silencio imposible.
Después hermanos, sobrinos, cuñadas, una trouppe de desesperados lamiendo con los ojos la puerta blanca, cada uno de aquellos tres números indolentes que definían el espacio donde alguien parecía morirse.
- Mi marido, ese de ahí, el de la cazadora marrón… tiene cáncer. Es de pulmón. No fuma, no bebe, es un hombre trabajador, más bueno que es mi Antonio… Y fíjate, tiene cáncer.
Era una de las hijas. Miraba con ojos tiernos a su esposo enfermo. Lo observé detenidamente. Tenía un rostro color ceniza, peinaba su corto y escaso cabello hacia delante. Orejas grandes, marcadas arrugas bajo sus pómulos delgados, una sombra de infinita tristeza en su mirada perdida en algún punto de la pared. Tenía las piernas cruzadas. Un pantalón azul, castellanos negros, calcetines blancos. Movía su pie izquierdo al compás de una música inaudible.
Su mujer le mandó un beso que rozó su perfil y se estrelló en un folio pegado con cinta adhesiva a la pared. Las siglas de un sindicato, una convocatoria de huelga, consignas revolucionarias pintadas en azul sobre un fondo blanco. Al lado una marquesa recibe una medalla, otra fotografía muestra una carga de la policía contra los trabajadores de Astilleros. A pie de foto: Así se celebra el día de Andalucía: Se premia al terrateniente, se carga contra el obrero.

No hay comentarios: