JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

lunes, 9 de julio de 2007

NEURÓTICO 2




Dispuse mis cosas ordenadamente sobre la mesa y sobre las estanterías. La calculadora, la grapadora y la taladradora de papel formaban un pequeño grupo de disciplinados comandos en el borde derecho del tablero. Los altavoces del ordenador guardaban, más o menos exactamente, la misma distancia desde los bordes de la impresora situada en el centro. La lámpara, encendida, justo en una esquina, derramando su haz alógeno entre el teclado y la pantalla. Dos libros (La peste y El Extranjero de Camus) rompían estudiadamente la armonía y reposaban inclinados sobre la superficie de la mesa. Finalmente decidí que todo estaba controlado, que nada escapaba a lo que debía ser, que mi estancia guardaba un exacto y prometedor equilibrio.

No hay comentarios: