JONAS

Vivir versus sobrevivir. No callarse, saber decir no, saber decir sí, recuperar el valor de la palabra, decir lo que es no lo que conviene ser. Palabras: Gabinete de publicidad del ego, defensoras de poses idiotas. Quiero palabras menos putas, palabras desde el fondo que respondan a un sentimiento, al menos a una aparente verdad. Me quedo con la música: Idioma universal, paraíso de los idiotas, vacía de palabras hasta que el hombre las cure.

viernes, 6 de julio de 2007

BLUES IN LOVE (PA MI NIÑA JAPONESA)




No hay gomina en mis pupilas
esta noche en que la vida me sonríe
no hay asomo de palomas que se caguen
en mi hombro y me vacilen.
No hay moscas en mi cubata
ni pestillos en tu falda
que el fantasma del fracaso se piró
pa echarse un trago de cianuro en el café.

No hay canciones esta noche
que me traigan un recuerdo condenao,
ni mi mente está jodiendo,
la moviola del recuerdo se ha parao.
No hay asomo de borrascas en el mapa de tu espalda
y luce el sol esta noche en que la vida no es más que el roce de tus pies.

Hago palmas con mi alma, de tus labios fluye el karma
que construye la pared
que separa los silencios del rugido de los besos,
el mañana del ayer.
Y fabricas barricadas contra el tedio y las polladas
que nos joden el amor
haciendo que fluya vida entre tú y yo.

Y me miro en los espejos, tú tan niña, yo tan viejo
que he hecho para merecer
escalarte, devorarte, renacer del disparate, en mi vida quédate.
mientras dure lo que dure esa cosa que nos une, eso que llaman amor
haré que fluya la vida entre tú y yo.


Yo que me tragué miradas
con trocitos de bromuro en el sillón
donde duermen los idiotas
que se apagan siendo amantes de cartón.
Yo que fui tahúr macarra, el minero que la palma,
me enrollé con la más linda del saloon.

No hay comentarios: